Los monasterios europeos atraen las familias para pasar sus vacaciones

A partir de ahora, las comunidades religiosas proponen programas adaptados a las familias.
Las vacaciones espirituales atraen más y más las familias. Vida trepidante, dificultades profesionales, de parejas o simplemente necesidad de recogerse para orar y reflexionar,
ellas son más y más numerosas a pasar una semana en una comunidad religiosa…
Con tal que estas últimas se adapten y se encarguen de los niños mientras que los padres
asisten a las conferencias temáticas y siguen la vida de oración de la comunidad Le Foyer de charité de Tressaint, cerca de Dinan, termina hoy su « sesión familiar de verano» con cuarenta familias. A menudo, en la mañana, conferencias para los padres, mientras los niños practican deportes, primero la Misa y después convivio en familia. Para los adeptos de grandes encuentros, Paray-le-Monial realizó la primera de sus sesiones de verano con cerca de de 1.500 familias. Bajo un gran carpa, los padres de familia siguen las conferencias y el lugar ha acogido a la Madre Teresa, La Hermana Emmanuele y aún el Cardenal Lustiger, al tiempo que los niños son ocupados en encargos para hacer trabajos manuales, de olimpíadas o aún del montaje de un concierto musical. Todo con una dimensión espiritual. De su lado, la comunidad nueva del Verbo de vida anima actualmente su Festival de familias en Sainte-Anne-d’Auray. Para los niños, historias bíblicas, así como espectáculos de títeres y juegos.
Armaud y Solem, treintañeros, buscan un lugar más íntimo y han escogido una casa administrada por la comunidad Emmanuel con sus cuatro hijos. Para ellos, es un medio de hacer una pausa familiar después de un año bien lleno, con las actividades para todos y darle el gusto a sus hijos con bellas celebraciones. De hecho, ellos volverán este año.
En Provence, el Foyer de la Sainte-Famille de Cortignac ofrece un cuadro idílico, a unos minutos del monasterio de la comunidad de Saint-Jean.
En la mañana, entrenamiento para los padres, juegos para los niños, antes de encontrarse todos para la Misa.
Cerca de Laval, donde la congregación de la Madre Marie de la Croix propuso excursiones en motocicleta por los cerros, en tanto que los más jóvenes alternan armando mosaicos, juegos deportivos o aún juegos de pistas…teniendo como tema central, un mensaje de Fé. Las familias que vienen desean realmente colocar al Señor en el centro de sus vacaciones, explica el hermano hotelero. (Fuente: “Le Figaro”)
This entry was posted in Sem categoria. Bookmark the permalink.

Leave a Reply