Oración a Santa Ana para pedir la protección de los hijos

Gloriosa Santa Ana, protectora de las familias cristianas, a tí encomiendo mis hijos. Sé que los recibí de Dios y que a Dios ellos pertenecen. Por tanto te ruego que me concedas la gracia de aceptar lo que la Divina Providencia disponga para ellos.
Bendícelos, oh misericordiosa Santa Ana, tómalos debajo de tu protección. No te pido para ellos privilegios excepcionales. Solamente deseo consagrarte sus almas y sus cuerpos, para que los preserves de todo mal. A ti confío sus necesidades temporales y su salvación eterna.
Imprime en sus corazones, el horror al pecado, apártalos del vicio, aléjalos de la corrupción, conserva en sus almas la fé, la rectitud y los sentimientos cristianos, y enséñales a amar a Dios sobre todas las cosas, como enseñaste a tu purísima Hija, la inmaculada Virgen María.
Santa Ana, tú que fuiste espejo de paciencia, concédeme la virtud de sufrir con paciencia y amor las dificultades que se presenten en la educación de mis hijos. Para ellos y para mí, pido tu bendición, oh bondadosa madre celestial.
Que siempre te honremos, como a Jesús y a María, que vivamos de acuerdo a la voluntad de Dios y después de esta vida encontremos la bienaventuranza en la otra, reuniéndonos contigo en la gloria por toda la eternidad. Amén.
Escríbanos a [email protected]

This entry was posted in Sem categoria. Bookmark the permalink.

Leave a Reply