Oración a Nuestra Señora de Fátima

Oh Dulcísima Reina del Mundo, Madre de Dios y nuestra, que, al aparecerte con rostro dolorido a los tres niños pastorcitos, nos has pedido la fiel observancia de los Mandamientos divinos, el rezo cotidiano del Rosario, la reparación y la consagración a tu Inmaculado Corazón, a fin de conseguir la ansiada paz mundial; impulsado por el filial anhelo de complacerte, acudo a prometerte la leal correspondencia a tus deseos y a implorar que protejas al Papa, a los Obispos, a los Sacerdotes, a los Religiosos y demás fieles cristianos.
Orienta, bondadosa Reina de la Paz, a los gobernates; convierte a los pecadores y paganos; consuela a los afligidos y perseguidos. Cura, oh Virgen de las Fuentes Milagrosas, a los enfermos; asiste a los agonizantes y alivia a las almas del Purgatorio. Te ruego, en fin, oh blanca y peregrina Señora del Rosario, por todas mis necesidades…(pide cada uno la gracia que desea alcanzar).
Yo, confiado en tu omnipotencia suplicante me abandono en tus amorosos brazos. Recíbeme como hijo, en tu maternal regazo, y no me desampares en la vida ni en la muerte.
Así sea.
¡Nuestra Señora de Fátima, Reina de la Paz y del Rosario, rogad por nosotros!
¡Nuestra Señora de Fátima, salud de los enfermos y consuelo de los desamparados, rogad por nosotros!
Escríbanos a [email protected]
This entry was posted in Sem categoria. Bookmark the permalink.

Leave a Reply