Bodas de plata episcopales de Monseñor Pablo Galimberti

monsgalimberti2Salto, 18 de marzo de 2009.- Con un almuerzo de fraternidad, compartido en la Casa de retiros San José en Salto, junto a la mayor parte de los Obispos uruguayos y todo el Presbiterio de la Diócesis de Salto, el Obispo de esta Diócesis Monseñor Pablo Galimberti celebró el comienzo de los festejos por sus Bodas de Plata episcopales.
En la tarde, a las 19:30 en la Catedral san Juan Bautista colmada de fieles se dieron cita en la celebración de la Santa Misa de Acción de gracias por los 25 años de Obispo de Monseñor Pablo Galimberti.Presidida por el mismo Obispo de Salto y concelebrada por los Obispos del Uruguay juntos a los sacerdotes del Presbiterio de Salto y otros religiosos que acompañaron a Mons. Galimberti en este jubileo.
Carta del Papa
A través de una Carta, el Santo Padre Benedicto XVI expresó su unión espiritual con la celebración de las bodas de plata episcopales de Mons. Pablo Galimberti. El Papa quiere dar “testimonio de Nuestra particular estima, y también de especial júbilo por el memorable evento de tu vida, el jubileo de plata de tu Episcopado”, comienza diciendo la misiva.
El texto original de la carta está escrito en latín y recorre parte de la vida de pastor de Mons. Galimberti. El Papa recuerda su ejercicio del ministerio en las tres Diócesis donde Mons. Galimberti vivió: Montevideo (donde nació), San José y últimamente en Salto.”Ejerciste, en verdad, tu ministerio con espíritu paterno y máxima solicitud en bien de tres comunidades diocesanas. Por cierto, cumpliste tu oficio sacerdotal, con ahínco”, subraya el Papa en su carta.
Luego, el texto hace referencia a los 22 años como Obispo de la Diócesis de San José y los motivos que lo llevaron a considerar su traslado a Salto. “…gobernaste con diligencia, durante 22 años, la grey de San José, de Uruguay, anunciando sin descanso, interpretando rectamente el Evangelio de Cristo. Y nosotros mismos considerando tus dotes humanas, espirituales y pastorales, te trasladamos a la Diócesis de Salto, en Uruguay, en el mes de mayo del año 2006”.
El Papa destaca, asimismo, la formación teológica y las diferentes tareas pastorales emprendidas por Mons. Galimberti durante estos años de episcopado: “sobresaliste también en el conocimiento teológico que alcanzaste, primero en tu patria, y después en la ciudad de Roma. Los fieles, pues, que han conocido tu infatigable actividad, en los próximos días se alegrarán con la memoria de tu aniversario, más aún, conocedores de los méritos de tu sagrado apostolado, lo celebrarán en gran manera. En primer lugar, Nosotros mismos tenemos presente tu destreza en la conveniente formación de los Clérigos y de los fieles laicos, en otras muchas iniciativas pastorales y en dar una sólida catequesis”.
catedralsalto1“Tus Hermanos en la Conferencia de Obispos de tu nación han apreciado tu pericia para los planes de lo que hay que realizar, siempre que te encomendaron diversos oficios, tomo el de Vicepresidente, Secretario y hasta Presidente”, señala Benedicto XVI en alusión a las diferentes actividades que Mons. Galimberti ha ejercido en el seno de la Conferencia Episcopal del Uruguay donde, actualmente, integra la Comisión Mixta Obispos y Religiosos y la Comisión de la Universidad Católica Dámaso A. Larrañaga y preside la Comisión No Creyentes y Cultura.El Santo Padre hace memoria de la contribución de Mons. Galimberti en algunos organismos de la Santa Sede como la Congregación para el Clero y el Consejo Pontificio para el Diálogo con los No creyentes.”Gustosamente, pues, te enviamos las palabras de espiritual cercanía y de congratulación por el evento de tu vida, del que dará amplio testimonio y confirmará Nuestra Bendición Apostólica, que te imparto de corazón, como augurio seguro de favores celestiales; la que queremos que también trasmitas al Clero, a los varones y mujeres Consagrados, a Seminaristas y a todos los fieles confiados a tus cuidados pastorales”, culmina diciendo el Santo Padre en la misiva dirigida a Mons. Galimberti.
Biografía
Mons. Pablo Jaime Galimberti di Vietri nació el 8 de mayo de 1941 en la ciudad de Montevideo. Ordenado sacerdote el 29 de mayo de 1971. El 12 de diciembre de 1983 el Papa Juan Pablo II lo nombra Obispo de San José de Mayo, fue ordenado Obispo el 18 de marzo de 1984 en la Catedral y Santuario Nacional de San José. El 16 de mayo de 2006, el Papa Benedicto XVI le confía la titularidad de la Diócesis de Salto en el Uruguay.
This entry was posted in Sem categoria. Bookmark the permalink.

Leave a Reply